Trucos de cocina

Hemos compartido algunas de las
dudas que nos habéis planteado
para que os sirvan de consejo.

Truco 001

Propoleo, un complemento natural para tu dieta

Elaborado por las abejas para recubrir las colmenas, el propóleo o própolis es un producto vegetal con múltiples beneficios, formado por cera de las abejas y aceites esenciales.
Se le atribuyen propiedades antibióticas y antivirales, por lo que podemos tomarlo como prevención en procesos gripales, sobre todo si se trata de las vías respiratorias.
También contiene provitamina A, vitaminas del grupo B (especialmente B3), aminoácidos, minerales y bioflavonoides.
Y no solo eso, sino que también mejora problemas de la piel, ya que actúa como cicatrizante, antifúngico y desinfectante.
Existen muchos productos a base de propoleo en el mercado, pero lo más aconsejable es tomarlo de forma natural.

Truco 002

Polen, energía para las mañanas

El polen es el polvo que segregan los órganos masculinos de las plantas para fecundar a las femeninas. Es un producto natural capaz de producir vida y cargado de sustancias nutritivas. Además de proteínas, azucares y ácidos grasos, también contiene todos los aminoácidos, algunas vitaminas, antioxidantes y enzimas que participan en la activación de algunas funciones vitales. No es una sustancia muy estudiada pero se sabe que aumenta la energía, es revitalizante y se usa incluso en casos de anemias y debilidad. Por lo tanto también es un complemento ideal para deportistas y personas que realizan esfuerzos físicos. Eso sí, hay que tener cuidado porque hay personas que tienen alergia y puede ser un problema.

Truco 003

Fibra, mantén el organismo en forma

La fibra actúa regulando y favoreciendo el funcionamiento de nuestro intestino, esta función es muy importante ya que es donde residen la mayoría de nuestras células inmunitarias, por lo que un intestino sano nos ayuda a defendernos mejor. Además la fibra arrastra las sustancias tóxicas y regula los niveles de colesterol y azúcar en sangre.
Cómo saber si estás tomando la suficiente fibra depende de tu alimentación. Se recomienda tomar entre 25g y 35g al día, pero esta cantidad se ha vuelto difícil de alcanzar, ya que la mayoría de cereales que consumimos están refinados, es decir, les han quitado la corteza, cáscara o salvado, donde está la fibra.
Tenemos fibra en las legumbres, los frutos rojos y los frutos secos, en verduras como las alcachofas y el brócoli, frutas como la naranja, kiwi y granada. También las frutas desecadas como las ciruelas pasas. Tampoco debemos olvidar los cereales y arroz integrales, avena y salvado de trigo. En la cocción se pierde parte de estas propiedades por lo que se aconseja tomar las verduras siempre que sea posible en crudo.

Truco 004

Calcio, no descuides tus huesos

Todos sabemos que el Calcio es fundamental para la formación y el buen desarrollo de los huesos y dientes y es que son el almacén mayoritario de este mineral en nuestro cuerpo. Pero una pequeña parte también está en la sangre y en los músculos. De hecho, tiene funciones muy importantes en la contracción muscular cuando practicamos deporte, pero también en un músculo particularmente importante: el corazón. Es imprescindible en la coagulación y circulación sanguínea, y por lo tanto previene la hipertensión arterial.
Tenemos alimentos con calcio como lácteos: leches, yogures y quesos, muy importante en nuestra alimentación. Pero también lo contienen otros alimentos que no debemos olvidar, las sardinas y el salmón, también algunas verduras de hoja verde como el brócoli y las espinacas. Además podemos completar el aporte diario con frutos secos como las almendras. Para aprovechar el calcio al máximo es necesaria la vitamina D, ayudarás a que tu cuerpo la produzca tomando el sol unos 10 minutos diarios, por ejemplo mientras das una caminata.

Truco 005

Frutos Secos, un complemento para tu salud

Los frutos secos son un alimento muy nutritivo y quizás por eso se les ha atribuido el mito de que engordan. Es cierto que poseen un alto porcentaje de grasa, pero estas son grasas vegetales que nos ayudan a regular los niveles de colesterol y proteger nuestras arterias, ya que mayormente son ácidos grasos poliinsaturados. Previenen las enfermedades cardiovasculares por lo que, lejos de prohibirlos, es muy recomendable incluirlo un puñado de frutos secos en nuestra alimentación diaria.
Todos ellos nos aportan beneficios comunes, ya que todos tienen multitud de minerales como magnesio, calcio, hierro o zinc, y vitaminas como la vitamina E que es un antioxidante natural, y fibra que regula el tránsito intestinal además de ser saciante.
Pero cada uno de ellos cuenta con una característica propia, por ejemplo las almendras son ricas en calcio, las nueces tienen una composición ideal en omega 3, las avellanas y los cacahuetes son ricos en acido fólico, y así un largo etcétera.
Como veis son muchos los beneficios que nos aportan. Puedes incluirlos acompañando tus desayunos o meriendas, en las ensaladas o al natural como el aperitivo perfecto.

Truco 006

Avena, un complemento para el desayuno

La avena es un cereal muy completo y un magnífico aliado para las mañanas. Además de contener manganeso y selenio (importante para la salud de la tiroides), aporta fósforo, fibra, magnesio, zinc y silicio. Es un complemento alimenticio perfecto para los que evitan picar entre horas, puesto que además de ayudar a reducir los niveles de colesterol y estabilizar el azúcar en sangre, nos sacia y evita que quieras hacerte con un snack poco saludable.
Nosotros lo sugerimos en un vaso de leche o en un yogur, como complemento de una tosta con pavo finas lonchas y es muy rico con plátano o frutas deshidratadas.

Truco 007

Miel, llena de propiedades saludables

Seguro que más de una vez has escuchado que un remedio para los resfriados es tomar miel. Se le atribuyen muchas propiedades saludables como que tiene cualidades antimicrobianas y antisépticas, además ayuda a suavizar la garganta.
La miel es un producto natural con una alta concentración de hidratos de carbono. A demás del agua, se compone de diferentes azúcares como fructosa y dextrosa, pero no solo eso, también encontramos aminoácidos, ácidos orgánicos, algunas vitaminas entre ellas la vitamina C que actúa como antioxidante, minerales, enzimas y sustancias aromáticas biológicamente activas.
Existen diferentes tipos de miel dependiendo néctar de la flor que polinizan las abejas, así podemos encontrar miel de flor de azahar, castaño, tomillo o romero, y cada una de ellas tendrá unas características diferentes.
La combinación de azucares que tiene la miel es muy interesante para los deportistas, ya que les proporciona energía rápida para el esfuerzo físico.

En épocas de frío y como prevención puedes incluirla en tu alimentación, pero sustituyendo al azúcar para evitar aumentar demasiado las calorías totales de tu dieta, ya que, aunque tiene menos calorías que el azúcar blanco, se componen mayoritariamente de hidratos de carbono simples.

Truco 008

Cúrcuma

India es el país de las especias y una de las más utilizadas es la Cúrcuma. Forma parte de los ingredientes del curry, que se utiliza para sazonar carnes y arroces. Se extrae de las raices de la planta Curcuma longa y el color amarillo intenso se lo da un pigmento llamado curcumina que también proporciona un sabor ligeramente amargo y picante, característico de la cocina india.
Pero también tiene origen asiático, dónde se le conoce por sus propiedades digestivas y ya se utilizaba, hace miles de años, para mejorar las digestiones pesadas y las úlceras gastrointestinales. Hoy en día, las investigaciones científicas, además le atribuyen innumerables propiedades antioxidantes, antiinflamatorias con beneficios para la artritis reumatoide, mejora de la respuesta inmunitaria y efecto antivírico y antifúngico, entre otros beneficios.
En occidente se conoce como el azafrán de la India y se utiliza como colorante alimentario (E-100).
Puedes incluirlo en tus platos como colorante natural y para dar un sabor diferente y exótico a la vez que estás enriqueciendo tu alimentación. Pruébalo en arroces y cous-cous, o con carnes y en guisos. Un toque diferente lleno de sabor y salud.

Truco 009

Zanahorias, llenas de salud

La zanahoria es una raiz de compleja composición que contiene proteínas en un 1,5%, 7,3% de azúcares, abundantes vitaminas y un 0,2% de grasa. La ingesta de zanahoria aporta vitamina A en forma de provitaminas además de hierro, potasio y calcio en niveles considerables. Pero una de sus grandes ventajas es su dosis de caroteno o materia colorante amarilla y la provitamina A.

Truco 010

Minerales y vitaminas de los frutos rojos

Estos pequeños frutos de vivos colores rojos y rosáceos son una gran fuente de minerales y vitaminas, sobre todo vitamina C y provitamina A. Esta coloración roja se debe a unos pigmentos naturales llamados antocianos y carotenoides, que tienen un importante efecto antioxidante. Además protege tus vasos sanguíneos, mejorando la circulación y mejora el sistema inmunitario.
Te interesará saber que son bajos en calorías, y a pesar de ello son fuente de fibra, que mejora el tránsito intestinal y ricos en minerales como el potasio, magnesio, fósforo o el ácido fólico.
Algunos de los más conocidos podemos encontrarlos en los mercados y supermercados, por ejemplo frambuesas, grosella negra y grosella roja, fresas, moras o arándanos. Estos últimos, los arándanos, tienen un componente con demostrados efectos contra las infecciones urinarias, actuando como un antibacteriano natural. La grosella negra son las más ricas en vitamina C, incluso por encima de las naranjas.
Puedes tomar frutos rojos en forma de zumos naturales, añadiéndolos en tus desayunos y postres, o sorprendiendo en tus platos principales con un contraste dulce.
Una opción diferente de añadir frutas a tu día a día!